Tradición oral: Cuando leemos en voz alta el cuento se transforma

PIN

Es un reto leer nuestros propios textos, pero un gran ejercicio para valorar aspectos como el ritmo y la fluidez narrativa. También, porque los saca del espacio plano de la página, les pone una voz, los transforma en una experiencia diferente.

Esta semana participé de La Ningüenta que Cuenta, un programa del conglomerado de radios de la UCR que promueve la recuperación de la narrativa oral por medio de la lectura.

Haciendo honor a la leyenda popular de la Ningüenta, leí el primer cuento que escribí sobre algo que pasa en Costa Rica.

Acá pueden escuchar el cuento y parte del programa:

Relacionados
El revólver de la abuela Magdalena
Cuatro gallinas
El toro real

Dejá tu comentario