Yo crecí en un Puntarenas sin mar

PIN

A mi siempre me gustó Puntarenas, desde mi antropología de turista extraterrestre y desde el primer día que fui, a tan sólo una semana de haber llegado a Costa Rica. Cinco años después me sigue gustando igual; despojada, olvidada del tiempo, melancólica, irrepetible. Mucho más que una estrecha y larga[…]